¡Ellos están invitados!

El principito (primera parte).

Hay tantas estrellas en el cielo.

Tantas, que por hoy he apagado mi cigarrillo.

El humo me impedía verlas.

Salid al balcón de vuestra habitación. O asomad la cabeza por la ventana, apoyando los codos en el alféizar. Oled la noche, con su aroma a ciudad, a polución, a una tranquilidad extraña y mecanizada. Pero, esta vez, no miréis al bloque de pisos de enfrente; no miréis tampoco a la calle, esperando a que pase algún sujeto estrafalario del que reírse o con el que maravillarse.

No, no hagáis eso que siempre hacéis. Innovad, bloggers, lectores, innovad. Mirad al cielo. Al principio, si vivís, como yo, en una ciudad, el cielo se os antojará un manto uniforme de tonos anaranjados y grisáceos, un abrigo artificial, desnaturalizado, mediocre. Si dejáis pasar unos segundos, no obstante, quizá tengáis la suerte de poder admirar cómo unas luces diminutas traspasan ese velo urbanizado y os besan los ojos, como una novia fiel y paciente en el altar.

Ah, si eso os ocurre...

10 reacciones:

Dayann dijo...

PRIMERAS!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Ahh esto de llegar primeras a komnetar en tu blog, me resulta exitante jajajaj!


Dayann dijo...

Y bueno, entonces esta noche, hare el ejercicio k has encomendado, y te kuento mi experiencia!

Vivo en una zona tranquila, asi k espero poder ver y concentrarme en el firmamento, y volar aunk sea por unos instantes!


Kuroneko-chan dijo...

Es la sort d'estar a poble, que mirant al cel en uns segons ja tens les estrelles a tocar de la mà. ^^

Per contra, l'encant mecanitzat, la polució, la gent estrafolaria que dius.. d'això? no n'hi ha (almenys tant! ^^)

Compensa? Si tens una càmara Nikon per a fer fotos, si. Si no... no ^^

Amb ganes de llegir la 2a part :3


Alma Rosa dijo...

hace algunos meses en mi intento por innovar me caí al tratar de subir al techo de la casa... ahora la noche la contemplo desde donde estoy en este momento mirando por la ventana.... mañana quizá lo haga desde el propio suelo... acostada mirando al cielo.


Montxu dijo...

Fueron muchas las veces que hice de observador enamorado, las luces parpadeantes a modo de guiño que desde tan lejos me hicieron soñar, con aquel te quiero lanzado por ellas y llegandome como un cálido susurro.

Otras tantas fueron las veces que me quedé frío. Tal vez fuera ese mi destino, tal vez....


Agur un saludo Marco y gracias por tu visita y comentario.


Laura dijo...

y cuando te hayas consolado (siempre se encuentra consuelo) querrás ser siempre mi amigo, sentirás deseos de reír conmigo...


un millón de cascabeles que saben reír

(es lo que hay que ver cuando uno mira al cielo, no?)

cuídate


Marco dijo...

Qué Laura eres??


Lavidasincolor. dijo...

te hare caso :)


un beso!


Nacho dijo...

Siempre miro las estrellas,me distraen, me dejan relajarme, si es que Dios existe,creo que esa era la funcion que les habia dado a las estrellas, recordanos lo pequeños que somos


Alexander dijo...

tarde pero llegando, hermano mio.
Estuve ausente, producto de una casi muerte. Pero hoy vivo y te leo, con el cariño y la pasion de la primera vez, de la segunda y de todas.

Vivire y mirare las estrellas. Esas estrellas que son unicas y solo los que saben ver pueden apreciar. Las mirare y pensare en tus palabras, y te dire, una vez el calido viento limeño abrigue mi cuerpo, gracias, gracias por estar ahi.


 
© 2009 - ¡¡Blog cerrado!! | Free Blogger Template designed by Choen

Home | Top